Baños secos

Baños secos; los sanitarios que no contaminan

Por  Susana Cruz Martínez



Introducción

En México existe cada vez mayor generación de basura, contaminación, escasez del agua, empobrecimiento de los suelos agrícolas, mal manejo de los desechos y descontento social. Los desechos que producimos están contaminando nuestros ríos, arroyos, el mar, los lagos, incluso las aguas subterráneas a través de las conexiones con el exterior por las perforaciones a lo largo de todo el planeta.

Un claro ejemplo de esto, lo constituye las aguas negras que generamos tan solo en los sanitarios, pues el agua que utilizamos en un año para los baños convencionales nos serviría para beber por más de 40 años y más de 150 000 litros de agua generados contaminan diversos cuerpos de agua por su mal manejo.

Una alternativa a esta insensata forma de manejo de aguas negras  se han desarrollado ya hace muchos tiempo, los baños ecológicos o baños secos, cuya ventaja es el ahorro de agua, la reducción de agua negras y reducción de la contaminación del ambiente.

Estas ecotecnias son aplicadas de manera eficiente en las zonas rurales como Oaxaca, Veracruz, Península de Yucatán y Morelos que han logrado implementarla con gran éxito mejorando su calidad de vida y activando su participación social para la mejora de su ambiente.

¿Qué son los baños secos?

Un baño seco es un baño que no se utiliza agua para la evacuación de la orina y el excremento. El sistema del baño seco se ha desarrollado mucho durante los últimos años, se distingue de los antiguos porque el excremento no va directamente al suelo, no requiere de agua para su funcionamiento y no se conecta a la red de aguas residuales. Además son muy eficaces biológicamente, ya que se aprovechan los residuos humanos y favorecen la economía doméstica, ahorrando dinero y energía.

¿Cuántos tipos de baños secos existen?

Básicamente, hay dos tipos de sanitarios: los que utilizan agua para deshacerse de los desechos y los que no la utilizan, también conocidos como letrinas. El sanitario seco, a diferencia de una letrina, es una técnica que permite utilizar los desechos como abono para el suelo y neutralizar la capacidad contaminante de las heces (Semarnat, 2008).

“Baño seco” es un nombre genérico utilizado para describir varios tipos de baños en los que coinciden dos características: funcionan sin agua y no tienen conexión a la red de aguas residuales. Son también llamados “baños composteros” o “dry toilet”. Dentro de estos tenemos los modelos comerciales como los baños comporteros en donde la materia orgánica fermenta en un contenedor y el producto final obtenido se puede utilizar, por ejemplo como abono en jardines. Está indicado para zonas con poca disponibilidad de agua, o donde el agua del subsuelo sube a menos de 3 metros de la superficie del suelo (Semarnat, 2008).

Dentro de los baños secos existen gran variedad de modelos y marcas comerciales, con formas y diseños diferentes, entre los que podemos mencionar los siguientes:

Baños eléctricos, estos modelos necesitan electricidad para tratar el excremento. Hay dos tipos de modelos disponibles. Algunos baños producen una sustancia que necesita fermentar más y algunos la producen ya fermentada. Los baños eléctricos pueden instalarse sólo dentro de casa, porque los procesos de fermentación y de evaporación necesitan al menos 18°C. Uno de los inconvenientes de estos baños puede ser que normalmente necesitan más mantenimiento que los baños secos.

Los baños eléctricos pueden hacer fermentar, empaquetar o congelar los residuos. Baños fermentadores se componen de un inodoro tradicional con una conexión a un depósito con gas inflamable o a un sistema de calefacción eléctrico para fermentar los residuos. Los productos finales son principalmente agua y ceniza (no peligrosa). En el caso de los baños que empaquetan, el residuo va directo a una bolsa de plástico. Cuando el tanque está lleno se procede a vaciar las bolsas en un agujero en el suelo o en un compostero, depende del material que se utiliza en la bolsa. Los baños que congelan son totalmente dependientes de electricidad. Se pone en conserva el residuo en una bolsa de plástico desde –10 hasta –15°C. Cuando el contenedor está lleno se procede a vaciar el material helado a un compostero. Los baños que congelan el residuo no necesitan ventilación y son fáciles de instalar.

Los baños químicos son pequeños en cuanto a dimensiones y normalmente se utilizan en casos especiales o de uso temporal. Se pueden utilizar por ejemplo en barcos, caravanas y en medios de transporte de largo recorrido como autobuses, trenes. Los productos químicos se añaden al contenedor para deshacer las heces y el papel. El contenedor se tiene que vaciar en un lugar separado del colector.

¿Cómo se construyen y mantienen los baños secos?

Preparación del sitio

Primero, se debe limpiar y nivelar el terreno donde se va a colocar el baño, para después colar un firme de concreto (figura 1). Los materiales a utilizar son los siguientes:

4 polines de 2 metros y medio, para hacer un cuadro de 2.50 x 1.40 metros.

Dos bultos de cemento

Dos carretillas de arena

Dos carretillas de grava

Para el firme, se coloca el cuadro hecho de polines y se cuela el concreto a ocho cm. de espesor.

Habilitación de cimbra para muros

Sobre la cimbra, se construye el depósito del sanitario, que tiene dos cámaras. El habilitar la cimbra de los muros para el depósito requiere la fabricación de moldes de triplay para la tierra compactada. Los materiales a utilizar son los siguientes:

2 tablas de triplay de 60 cm. x 2.44 m.

2 tablones de 60 x 30 cm.

6 barrotes de 2.44 m.

Clavos de 4 pulgadas

Clavos de 2 ½ pulgadas

Las piezas de triplay de 60 cm. de altura por 2.44 m. de largo se refuerzan con barrotes. Se colocan las dos piezas del molde sobre la plantilla de concreto y se apuntala o sostiene con barrotes torzales de alambre. Los extremos del molde se tapan con las piezas de tablón de 60 x 30 centímetros. El molde se aploma y refuerza para recibir el material a compactar, que puede ser piedra ahogada en tierra mezclada con agua. Los mismos moldes de triplay se utilizan para hacer la división de las cámaras y el otro extremo del depósito. Se procede al vaciado de la mezcla. También se puede utilizar otros materiales para la construcción de las cámaras como ladrillo o adobe, envases de plástico etc. Una vez terminado el compactado, el interior de los depósitos se pule con cemento (figura 2).

Elaboración del piso del sanitario

Se colocan los moldes de los muros como estructura provisional hasta que pueda sostenerse solo. Los materiales necesarios para la construcción del piso son los siguientes:

2 bultos de cemento

2 carretillas de grava

2 carretillas de arena

6 varillas de 3/8 de pulgada y 2.10 m. de largo

8 varillas de 3/8 de pulgada y 1.19 m de largo

Alambre recocido

2 piezas de tubo PVC de 4 pulgadas

Los polines utilizados en el firme de concreto

Se arma una red de varillas en cada 25 cm., dejando un espacio para la taza con una cubeta como molde. También se puede utilizar malla de gallinero para reforzar. Se coloca un tubo de PVC de 4 pulgadas en cada uno de los depósitos, para la ventilación de las cámaras. Los polines de la estructura se colocan ahogados en el piso. Por último, se coloca la mezcla de cemento, grava y arena para colar el piso, dejando los espacios donde se colocarán las tazas (figura 3).

Estructura para la caseta del sanitario

La estructura de la caseta se arma con polines y se coloca al momento de colar el piso del sanitario. El material a utilizar son: 3 polines horizontales de 1.90 m; 6 verticales, de los cuales 3 son de 2.10 m. y los 3 restantes de 1.90 m.

Para recubrir las paredes, se utiliza paja con barro, rellenando los espacios entre los polines, a los que se ha clavado carrizo u otate. El carrizo se corta en tiras y se clava en ambos lados de la estructura de polines, con una separación de 20 centímetros. El barro se prepara de manera tradicional y se coloca entre los carrizos, cubriendo la paja. El espacio entre carrizos se rellena con paja seca o mezclada con barro (figura 4).

Una característica distintiva del sanitario seco es la taza con división, que ayuda a separar los desechos líquidos de los sólidos. La taza se puede comprar o construir con materiales de desecho, como una cubeta y una botella de plástico, que se pega con silicón frío (figura 5).

La botella de plástico se conecta a una manguera, que conducirá la orina al depósito o al pozo de absorción. Para ello, bastará cavar un hoyo de 60 cm. de profundidad y rellenarla con grava o piedras chicas. La cubeta da la forma de taza para los desechos sólidos, y se conecta directamente con las cámaras. Por este orificio, se vierte la tierra con ceniza y cal a las heces. Se recubre con malla de metal amarrado con alambre y cubierto con mezcla de cemento.

El acabado final es similar a cualquier taza; incluso, se puede colocar una tapa de sanitario.

Terminados de la caseta del sanitario

La caseta puede terminarse con otate en la parte superior de los muros, para permitir la ventilación. Se deja un espacio para la puerta de ingreso. Pueden construirse escalones de piedra y barro o cemento para entrar al sanitario.

Las puertas de los depósitos se elaboran con triplay y tela mosquitera, dejando perforaciones para una ventilación adecuada. Esto permitirá la deshidratación de la materia orgánica. Es conveniente considerar un espacio alrededor de la tapa del depósito, para qué pase la manguera conectada a la división que recibe la orina. Para el terminado final, se puede enjarrar con cal y cemento y, posteriormente, pintarla (figura 6).

El techo, que puede ser de lámina ondulada de 2 x 1 metro, se sostiene en barrotes de madera que atraviesan los polines.

Mantenimiento

Algunas recomendaciones para el mantenimiento del sanitario seco son:

  1. La separación de la orina y el excremento. El excremento se deposita en la cámara en uso.
  2. Sólo una cámara debe estar en funcionamiento a la vez.
  3. La cámara que no está en uso deberá estar tapada.
  4. El interior de las cámaras debe estar totalmente seco.
  5. Antes de comenzar el uso del sanitario, se agrega en el fondo de la cámara una capa de tierra seca preparada con un poco de cal o ceniza. La proporción de la mezcla es tres partes de tierra por una de cal o ceniza.
  6. Después de cada uso, hay que agregar una taza de tierra preparada, que cubra el excremento. Esto neutraliza el olor de las heces y acelera su deshidratación.
  7. Después de varios usos, es recomendable revolver, con un palo, el montón que se forma en la cámara y agregar tierra preparada.
  8. Si se perciben malos olores o moscas alrededor, debe asegurarse que el excremento esté totalmente cubierto con tierra o que la manguera de la orina se encuentre libre de fugas. Si se presenta humedad, se recomienda agregar tierra con cal o ceniza.
  9. Cuando la cámara en uso está casi llena, se tapa e inicia el uso de la otra cámara. Para una familia de cinco personas, la primera cámara puesta en uso tarda alrededor de un año y medio en llenarse. Al llenarse, funciona como cámara de maduración o reposo. Entonces se pasa la taza a la otra cámara y es la cámara activa. El uso alternado de las dos cámaras garantiza un tiempo suficiente para que el excremento seque totalmente.

Factores importantes para la construcción y manejo de un baño seco

Para la construcción de un baño seco se tienen que tener en cuenta varios factores:

Ventilación:

Necesita de un sistema de ventilación individual, es decir, que ventile por un sitio diferente al sistema de ventilación del interior de la casa, ya sea aire acondicionado, chimenea, para evitar los malos olores. Esta ventilación tiene que ser completamente vertical. Algunos modelos vienen con un tubo incorporado, si el baño seco es usado en interiores de la vivienda, es necesario colocar un ventilador estático.

Colocación:

Existen modelos que se colocan directamente sobre el suelo sin necesidad de ser anclados; sin embargo otros necesitan un espacio practicable en la parte inferior del forjado donde colocar el recipiente para almacenar los desechos. Dependiendo del uso se elegirán uno u otro modelo.

Material secante:

El material secante se utiliza en muchos modelos para absorber los líquidos. También funciona como un recubrimiento para evitar moscas y otros insectos que producen las heces. Existen diferentes tipos de sustancia seca en el mercado y además pueden ser mezcladas con otros productos, por ejemplo: hojas, serrín, pajitas rastrilladas de los jardines. La mejor mezcla para absorber el líquido se obtiene de la combinación de 50 % de serrín y 50 % de turba. Se deposita la mezcla en el fondo del contenedor para proporcionar suficiente aire para empezar el proceso de fermentación y evitar los problemas de olores. También se pueden utilizar los residuos de la cocina, como vegetales u hortalizas, las pieles de las frutas, pero no en cantidades abundantes ni demasiado húmedos. Los residuos de la comida se pudren pronto y pueden crear problemas de olores y moscas.

La higiene

La higiene es un factor importante de sanidad tanto para los baños de agua como para baños secos. Se debe mantener y limpiar el baño regularmente y con los sistemas apropiados. Se debería dar la posibilidad de lavarse las manos después de cada uso.

Olor

La mayor causa de olor en los baños secos se debe a la orina. Si el baño no dispone de la ventilación correcta o el desecho está demasiado húmedo, el olor puede llegar a ser un problema; pero si este funciona correctamente huele menos que un inodoro normal. Los olores se pueden evitar fácilmente con un uso correcto. Pero si estos persisten hay formas de eliminarlos. Si el baño ha sido construido correctamente y no existe ningún sistema de ventilación con el que deba ‘competir’, la causa puede ser que el compost está demasiado húmedo. Utilizar más sustancia seca puede ayudar. Esto solo aceleraría el proceso de compostaje. También se puede cambiar la sustancia seca por algunos compuestos, como la turba que absorbe mejor los olores o el serrín. También hay algunos aditivos microbiológicos que aceleran el proceso del compost y reducen los olores.

Moscas

El primer método para evitar las moscas en los baños es impedir que entren al tanque. Hay muchos modos de conseguirlo. Colocar una red tupida en la salida de los tubos de ventilación es uno de ellos. Si el compost funciona bien, las moscas no pueden reproducirse allí. Por eso es importante utilizar la sustancia seca después de cada uso y no dejar que el material del tanque llegue a estar demasiado húmedo. También ayuda cerrar la tapa. Si las moscas han entrado al baño por alguna razón, también pueden utilizarse productos químicos e insecticidas. Los insecticidas que se utilizan, como pyretrine, tienen que poder compostar. También se pueden utilizar trampas para moscas. Si existen larvas se puede mezclar el compuesto dejando estas en la parte inferior. Esta científicamente probado que las larvas mueren a +43ºC.

Limpiar los baños secos

El baño seco tiene que estar limpio, como cualquier otro sitio, para hacer de su uso una experiencia agradable. Se puede limpiar con un detergente diluido. Se deja unos instantes para que haga efecto y después se retira limpiando el baño. También se puede limpiar como los baños ordinarios.

¿Cómo funcionan los baños secos?

Su función principal es la separación de desechos sólidos y líquidos; para ello, se utiliza una taza con división para la orina y las heces. La orina se capta en el separador al frente de la taza, que se conecta con una manguera al depósito o pozo de absorción. Para los desechos sólidos se dispone un depósito, y a cada uso, las heces deben cubrirse con una mezcla de tierra, ceniza y un poco de cal para mantener alta la alcalinidad.

Cuando se acaba de llenar esta primera cámara, se sella la abertura y se traslada la taza a la otra cámara. La segunda cámara es ahora activa mientras la primera es pasiva o ‘de maduración’. Cuando la segunda cámara está llena, se cosecha abono orgánico maduro de la primera cámara. El uso alternado de las dos cámaras facilita la destrucción de organismos patógenos, al permanecer más tiempo en un medio alcalino producto de la cal y/o la ceniza. Este tiene la apariencia de un polvo granuloso cuyo aspecto recuerda poco su origen; es perfectamente inodoro.

Mientras la orina recuperada puede utilizarse como fertilizante, debido a la alta cantidad de nitrógeno que posee, inhibe el trabajo de las lombrices y de las bacterias en general. Además, agrega gran cantidad de aire dentro del sistema, lo cual genera mayor protagonismo de las bacterias anaeróbicas y desequilibra el sistema pudiendo provocar olores. Sin embargo, la orina a diferencia de las heces no tiene elementos contaminantes y cuenta con gran cantidad de nutrientes. La orina es casi una sustancia nutritiva perfecta utilizable por las plantas y ser reutilizada en beneficio del suelo.

La orina es almacenada a la sombra para que se produzca su envejecimiento y pueda formarse amonio de manera que los nutrientes sean más fácilmente absorbidos por lo microorganismos. Para aligerarla y tener una mejor calidad de fertilizante, es preciso agregarle de 10 a 20 partes de agua y una pequeña cantidad de azúcar. Esta preparación se riega directamente sobre el suelo. Por otra parte, es recomendable evaluar los requerimientos de nutrientes y el funcionamiento metabólico de cada tipo de especie. O en todo caso se puede cavar un hueco en tierra (50 cm de profundidad) cerca del sanitario, llenarlo de piedras, carbón, y conectar la salida de orinas con este agujero.

En un sanitario seco se deshidrata el contenido que cae en la cámara de tratamiento; esto se logra con calor, ventilación y el agregado de material secante. Hay que reducir la humedad del contenido a menos de 25% tan pronto como sea posible, ya que con este nivel se acelera la eliminación de patógenos, no hay malos olores ni producción de moscas. El uso de una taza de sanitario diseñada especialmente, que desvié la orina y la almacene en un recipiente aparte, facilita la deshidratación de las heces.

Además al formarse el compost aeróbicamente no se forma Metano con lo que contribuimos a evitar la formación de uno de los gases que contribuye a aumentar la temperatura de la Tierra por el efecto invernadero. También contribuimos a reciclar al suelo la energía del Sol convertida en materia orgánica

El ciclo de uso de las dos cámaras toma entre un año y medio y dos años.

Experiencias en la práctica

Existen varias experiencias exitosas en todo el mundo con el uso de los baños secos en diferentes países como México, China, Alemania, Guatemala, España, Dinamarca, Chile y Venezuela. Esta ecotecnología ha sido catalogada como “buena práctica” en el concurso Hábitat II de Las Naciones Unidas. En México se ha aplicado en estados como la Península de Yucatán, Morelia, Guanajuato, Oaxaca, y Veracruz, en esta ultima en la parte sur del estado.

Los baños secos son enotecnias que se están aplicando con éxito en las comunidades que no cuentan con drenaje como en la parte sur Morelia en las localidades del Tirio, El Escobal, Umécuaro, Loma Caliente (Revueltas, 2009). Es considerada como una ecotecnia valiosa debido a que no hay infiltraciones en el subsuelo de materia contaminante, lo cual las hace ideales para los lugares cercanos a ríos, presas y lagos.

En comunidades rurales de Morelos y Guanajuato, se ha reportado una buena aceptación de este modelo de sanitario seco o ecológico, siempre y cuando se trate de familias que entiendan bien como funciona este baño y vaya acompañado de un proceso de capacitación y asistencia periódica durante el primer año de uso. No es fácil para algunos acostumbrarse a la taza separadora de orina especialmente para los niños pequeños.

En Oaxaca, un grupo de activistas y vecinos emprendieron un proyecto para la construcción de baños ecológicos secos, utilizando envases desechados de PET como ‘ladrillos’ para sus muros (figura 7). Por su misma ubicuidad, empieza a considerarse un material ‘local’ de construcción, que además es gratuito. Se convierte así en una ecotecnología apropiada, socialmente justa, culturalmente apropiable, ecológicamente sensata y económicamente viable.

Al instalar un sanitario seco se recupera una parte fundamental de su autonomía personal y comunitaria,  dejar de depender de una burocracia agigantada que les cobraba por incumplir su misión expresa de reincorporar los desechos humanos al entorno natural de manera eficaz y responsable, ahorran y dejan de contaminar el agua potable y reutilizan ingeniosamente las botellas de PET, recobran responsabilidad social al hacerse cargo de sus propios desechos.

Todas estas experiencias han demostrado la capacidad de las comunidades para enfrentar las dificultades utilizado sabiamente las herramientas y recursos disponibles, han conmovido a más gente con un ejemplo que va contagiando a la población que puede observar en una experiencia real los beneficios y ventajas de una ecotecnología que refleja una alternativa con filosofía y política austera, autónoma, apropiada, digna y sana.

¿Qué beneficios proporcionan los baños secos?

Los baños convencionales usan gran cantidad de energía eléctrica, y tiene un elevado costo económico. Además usan el agua como vehículo para  desechar los excrementos. Este sistema tiene como todos, sus ventajas e inconvenientes. Sus principales ventajas son la rapidez, facilidad de uso, la supuesta higiene y el componente psicológico de la desaparición (el ser capaz de mandar toda las heces lejos con solo pulsar una palanca).

Los inconvenientes son el gran gasto de agua potable, los problemas del transporte (olores, ratas, desarrollo de enfermedades, contaminación de ríos y arroyos, contaminación de los acuíferos, del mar) y los problemas de la depuración (construcción de estaciones depuradoras que no consiguen depurar el agua hasta dejarla otra vez potable, solo apta para riego; gran gasto de energía eléctrica, llegando a ser en 5 años igual al costo de la construcción de la propia depuradora), además las inversiones en alcantarillado que se deben realizar son muy altas para un resultado ambiental terrible. Es pues un sistema insostenible, tanto ecológica como económicamente.

La ecotecnia de baños secos al no requerir agua, tienen la ventaja de ahorrar agua, se estima que una persona ahorra anualmente una cantidad suficiente para beber dos litros de agua diariamente durante más de 40 años, o bien ahorrar 13 litros por cada vez que utilizamos el baño. Otras de las ventajas de los baños secos comparados con los baños convencionales son los siguientes:

  1. No contaminan el agua, ni el suelo.
  2. Son higiénicos.
  3. Su construcción es sencilla.
  4. Su mantenimiento es muy sencillo y barato.
  5. Ocupan poco espacio.
  6. Pueden ser instalados dentro y fuera de la casa.
  7. No requieren drenaje.
  8. Bien manejados no emiten malos olores.
  9. Pueden ser tan lujosos o sencillos como quieras.
  10. Convierten un terrible contaminante en abono
  11. Suponen un gran ahorro en canalizaciones y estaciones depuradoras.
  12. Permiten a poblaciones con pocos recursos acceder a un saneamiento inocuo que mantenga sus cauces limpios.

Conclusiones

La ecotecnia de los baños secos son ecológicamente viables, muy baratos de construir con materiales de desecho y uso local. Son ambientalmente sostenibles pues no solo se reduce el daño al ambiente, si no que puede proporcionar materiales para los jardines y huertos como los abonos y fertilizantes.  El uso de los baños secos reduce el costo económico de manejo y tratamiento de residuos, ahorro de energía y agua.  Además de todos estos beneficios, ofrece mejorar la calidad de vida de poblaciones de bajos recursos y zonas rurales como los casos de éxito mostrados en diferentes estados de la República Mexicana, mostrando la autonomía de éstas comunidades para tomar decisiones y manejo de sus desechos.

Bibliografía

Bodoque J. C. Vsk I. 2009. La ruta de la caca, posible solución, construcción de un baño seco. Consulta electrónica: http://mioplanet.org/la-ruta-de-la-caca-posible-solución-construcción-de-un-baño-seco. (Consultado: 26 de noviembre de 2009).

Hieronimi H. 2000. Manual de sanitarios secos y composteros. Primera edición. Tierramor. Agencia Sueca de Cooperación Internacional para el Desarrollo/Fundación Friedrich Ebert-México. Consulta electrónica: http://www.inti.gov.ar/sabercomo/sc61/inti8.php. (Consultado: 20 de noviembre de 2009).

Käymäläseura Huussi ry (Global Dry Toilet Club of Finland). 2002. Guía de los baños secos. Tempere Finlandia. 15 p.

Revueltas V. A. Baños ecológicos secos contra drenaje. Rancho Ecológico las Palmas. Consulta electrónica: http://rancholaplanta.com/blog/?p=5. (Consultado el 27 de noviembre de 2009).

Sanjiné M. M., y A. Bahamón. 2008. Rematerial, del desecho a la arquitectura. Cortoné. Ed. Parramón. Barcelona España. 340 p.

SEMARNAT. 2008. Sanitario seco. Transferencia de Tecnología y Divulgación sobre Técnicas para el Desarrollo Humano y Forestal Sustentable. 26 p.

Algunos videos para ampliar la información sobre los baños secos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: